Una mujer murió en Tailandia con el deseo de reencarnar en un niño. Su hija metió un dedo en pasta blanca y marcó la nuca de la madre moribunda con esta pasta. Poco después del fallecimiento de la mujer, su hija dio a luz a un hijo varón con una mancha blanca en la nuca que parecía imitar a aquella hecha con pasta blanca en el cuello de la mujer. [...]

Categories: Noticias